consejos para una poda correcta

La poda es el proceso de recortar un árbol o un arbusto. Hecha con cuidado la poda puede incrementar el rendimiento del fruto, es una práctica agrícola común.

Para conseguir podar correctamente:

  1. Si la poda es correcta da fuerza y mejora la floración y desarrollo.
  2. Si la poda está mal realizada puede causar la muerte de una planta.
  3. Las podas regulares favorecen que llegue al centro el aire y la luz.
  4. Si se realizan podas todos los años de las ramas de los árboles, hace que las raíces se desarrollen menos.
  5. Si podas mucho un pino, retrasarás su crecimiento.
  6. Utiliza herramientas bien afiladas y limpias.
  7. Nunca podes la punta de los árboles de crecimiento piramidal como los pinos, ya que la guía no se recupera, por lo que el pino se deformará.
  8. Si la guía se rompe, fija cuidadosamente una guía de alambre al brote más firme que aparezca y dirija su crecimiento vertical.
  9. Corta las ramas enteras sin desgarrarlas, así evitarás que puedan penetrar agentes patógenos que causen enfermedades.
  10. No podes un árbol por viejo, grande o costumbre, hazlo cuando sea necesario.

Recuerda que cada árbol exige un tipo de poda diferente:

  • Poda de copa: se realiza en el primer año y consiste en podar la rama principal de la copa y así favorecer la ramificación.
  • Poda de formación: esta poda se realiza al cabo de varios años, para dar una forma adecuada.
  • Poda de clareo: con esta poda se cortan ramas enteras. Ayuda a la formación de la copa.
  • Poda de invierno: se realiza en invierno sobre árboles de crecimiento lento. Frena la formación de flores.
  • Poda de verano: tiene como finalidad regular el crecimiento.