Elegir un cortacésped adecuado

Al llegar el buen tiempo anima a preparar el jardín, procuramos que presente una mejor apariencia ya que queremos pasar más tiempo en el exterior.

Cuando vamos a comprar un cortacésped tenemos que llevar claro algunas cuestiones:

Los metros cuadrados que tiene nuestro césped. Esto es muy importante ya que en función de los metros nos decantaremos por una segadora manual, eléctrica o de gasolina. Si son pocos metros cuadrados con un cortacésped manual será suficiente. En el caso de que el tamaño sea mediano, una segadora eléctrica será la mejor opción.

Los cortacésped de gasolina son los más recomendables cuando el tamaño del jardín supere los 400 metros cuadrados. La mayoría son autopropulsados lo que nos evita el tener que empujarlos.

¿Rotativo o helicoidal?

En el caso de no querer gastar mucho dinero la mejor opción es una segadora rotativa, nos permiten un corte excesivamente bajo (3 cm). Las cuchillas se desmontan con facilidad y se pueden ser afiladas por uno mismo.

Las segadoras helicoidales son más profesionales, el sistema de cuchillas alrededor de un eje central permite cortes muy bajos, de pocos milímetros, lo que las hacer perfectas par lugares que requieran un presentación muy cuidada. Además incorporan un rodillo trasero que produce un efecto de rayado sobre la hierba. Las cuchillas tienen que afilarse en sitios especializados.

Otros puntos a tener en cuenta son: el ancho de corte, la altura de siega, el material de construcción y que el nuevo cortacésped tenga una función que permita detener las cuchillas sin parar el motor (esto será muy útil cuando tenemos en el jardín caminos, grava o tapas metálicas).