Las vacas que mas producen no son las que más comen sino las que más descansan.1920

Las vacas que más producen no son las que más comen, sino las que más descansan

El bienestar animal es el centro de tres pilares fundamentales de una explotación: el aspecto económico, el aspecto social y el aspecto ambiental. Es difícil demostrar que el bienestar animal genera más beneficios, pero sí que es fácilmente demostrable que cuando no hay bienestar animal se generan más costes y, por lo tanto, se reduce la rentabilidad de nuestra explotación, asegura Isabel Blanco Penedo Investigadora de la  Swedish University of Agricultural Sciences.

Para lograr un mayor bienestar del ganado, es clave su descanso. En la vida diaria de la vaca, más de la mitad del tiempo lo pasa descansando (entre 12 y 14 horas), frente a las 6-7 que pasa rumiando, las 4-5 que echa ingiriendo alimento en hasta 19 tomas distintas o las 2-3 horas que pasa interactuando y relacionándose con las otras vacas.

Además asegura Isabel “Hoy sabemos que las vacas que más producen no son las que más comen, sino las que más descansan”, que cuantifica esta relación: “Por diversos estudios sabemos que una hora más de descanso al día equivale a dos litros más de leche por cada ordeño”.

Entre los efectos beneficiosos del descanso en las vacas está una mayor irrigación en la ubre y, por lo tanto, mayor producción de leche, mayor salivación y, por lo tanto, mayor actividad del rumen, y mayor alivio de los pies y de las articulaciones.

Es muy importante diseñar las instalaciones pensando en el descanso y confort de los animales: el suelo por donde caminan las vacas y los cubículos donde descansan. Las vacas tienen memoria de tres años y si el suelo es resbaladizo y una vaca cae en el corredor de alimentación una vez, irá mucho menos por allí. También hay que reducir la humedad del suelo por el efecto negativo que esto tiene sobre el número de cojeras, dado que en suelos húmedos hay más cojeras.

La cama de las vacas tiene que estar seca y ser cómoda y su diseño debe ser idóneo para evitar golpes y lesiones.

Los animales sanos son mucho más eficientes a la hora de aprovechar los recursos y transformarlos en leche. Las vacas cojas están muy expuestas al dolor continuo por lo que de manera consciente reduce su movilidad, come menos y producen menos. Una cojera subclínica , a la que en muchas ocasiones no se da importancia en las explotaciones, está demostrado que tiene un impacto negativo de 600 euros anuales en este animal por la merma de su producción.

 

Fuente: campogalego.com

 

 

Quizás también te interese…

Convocadas las ayudas para instalar energías renovables en el sector agroganadero

Cambios en la normativa de las ganaderías de leche ecológica

Ayudas para maquinaria forestal

 

Conozco y acepto la información legal y sobre privacidad.

Sus datos personales serán incorporados en los ficheros de MILLARES TORRON SL, con la finalidad de gestionar la consulta, queja, sugerencia y/o reclamación, basándose en el consentimiento del interesado y /o ejecución del contrato. No se prevé ninguna cesión de datos. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en Carretera SANTIAGO (N-540), N.KM 5 27210-LUGO. Consulte la información adicional y detallada aquí.

 

Etiquetas: , , , , , ,